Razones por las cuales no puedo vender mi vivienda.

//Razones por las cuales no puedo vender mi vivienda.

Si eres propietario y has tomado la decisión de vender tu casa seguro que te has ido encontrando diversas fases en este proceso, primero el buscar agencia, luego el tema de la tasación o la coordinación de visitas y ahora, para colmo, después de todo el esfuerzo, llevas meses sin que se venda tu casa. Pero calma, no te estreses y tranquilízate, porque aunque vender una vivienda no sea una tarea fácil, tampoco es imposible.

Sabemos que tu frase más repetitiva de estas últimas semanas es: “no consigo vender mi casa”. Se lo dices a tus amigos, compañeros de trabajo y a tu familia, pero realmente por mucho que lo digas, no va a cambiar nada si no analizas lo que está ocurriendo en tu caso. Por este motivo, te recomendamos que tengas en cuenta estos puntos y tomes acción.

Demasiadas personas interesadas.

  • El comprador, que quiere rebajar el precio al máximo,
  • El agente del comprador, quien le representa y busca el mejor acuerdo para su parte,
  • El abogado del comprador,
  • La empresa certificadora, que tiene que preparar la etiqueta de certificación, necesaria previa a la puesta en venta,
  • El banco del propietario, que gestiona la hipoteca sobre la vivienda a transferir,
  • Falsos compradores, que sólo quieren saber el precio y cotillear la vivienda.

El no tener lista la vivienda para venderla.

Hay una serie de tareas necesarias para tener lista la vivienda cuando se quiera poner a la venta. Aunque sean cuestiones de sentido común.

  • Ordenar las estancias
  • Aplicar una nueva capta de pintura en las paredes
  • Realizar las reparaciones necesarias
  • Limpiar los suelos y alfombras
  • Reemplazar lámparas y bombillas
  • Despersonalizar la vivienda: Retirar objetos personales, cuadros, recuerdos, fotografías,…

Revisar los precios de tu zona.

En su día le pusiste un precio a tu piso, que supuestamente lo escogió un tasador, y calculaste el valor de tu vivienda, pero como sabes el mercado inmobiliario tiene sus idas y venidas y los precios, de forma constante, sufren variaciones. Por eso es importante que revises los precios de la zona, hagas una comparativa de las características y el estado de los inmuebles y empieces a mirar como si de un alquiler se tratara.

Si han subido o bajado los precios y tú no te has dado cuenta, deberás ajustarlo al precio correcto para volver a captar posibles compradores e interesados.

Observar si alrededor hay obras en construcción.

A día de hoy, la construcción vuelve a apuntar fuerte y eso suele repercutir en las viviendas de segunda mano. La obra nueva gusta más y a la hora de comprar, si se tiene un buen bolsillo y se desea estrenar un inmueble, la opción con más boletos será comprar pisos de obra. Asimismo, últimamente estas viviendas se venden a precios muy competitivos y eso puede estar influyendo en la venta de la tuya y acaparando todo el interés de los posibles compradores,

Tener la documentación correctamente.

Otra cosa que va a imposibilitar tu venta es la falta de algún trámite o papeleo. Cómo sabes, para vender una casa, es importante que esté al día toda la documentación necesaria y una de tus obligaciones es ir a todos los lugares pertinentes como: el Registro de la Propiedad, el ayuntamiento, entre otros.

El tiempo es oro.

Las operaciones que duran pocas semanas, suelen dar buenos resultados para el propietario, más allá de un mes de la puesta en venta de la vivienda, empieza a perder valor y si se mantiene por mucho tiempo, acaba por “quemarse”, porque el número finito de compradores, ya conocen que esa propiedad lleva tiempo en el mercado.

Cuestiones contractuales.

De llegar a un acuerdo, previa aceptación de oferta, el aspecto formal no se para con el contrato de compraventa entre las partes, hay muchas cláusulas a tener en cuenta, además de cuestiones hipotecarias, posibles herencias, plusvalías y otros impuestos, que afectan a cada una de las partes.

Muchos compradores no siguen adelante porque no les genera confianza el contrato que propone el propietario.

Utilización de tecnología y herramientas.

El agente inmobiliario de hoy en día es un experto en marketing. Gran parte de su formación va encaminada al dominio de herramientas que usan en el día a día y que le permiten mejorar la imagen de las propiedades que gestionan. Y si no están especializados en determinadas tareas, contratan a profesionales.

Los servicios fotográficos y de video, realizados con cámaras profesionales y por fotógrafos profesionales, son de una calidad muy superior a las realizadas por amateurs con cámaras de móviles, los servicios de decoración e interiorismo, mejor con profesionales especializados que además estén habituados a trabajos de home staging.

Escasa difusión y alcance del anuncio.

Poner el anuncio de la vivienda en varios portales es una práctica habitual entre los particulares, ya que la mayoría de los portales inmobiliarios lo permiten y de forma gratuita, ir de inmobiliaria en inmobiliaria es otra táctica habitual entre los particulares, pero en los últimos años, la única forma de que la vivienda se ponga a la venta en diferentes agencias inmobiliarias en la zona, es con un contrato de exclusiva compartida. Sin ese compromiso, el anuncio del particular no se verá en ningún escaparate de inmobiliaria ni se trabajará por parte de los agentes inmobiliarios ni llegará a la base de datos de contactos cualificados.

Cierre de la compraventa.

  • la supervisión técnica de la vivienda haya sido satisfactoria,
  • el contrato esté aprobado por la parte compradora,
  • comprobar que el comprador haya conseguido la financiación,

los cálculos de impuestos y costes de notaría son correctos.

By | 2020-08-06T21:04:26+00:00 agosto 6th, 2020|Artículos de interés|

About the Author:

Nuestros precios están expresados en Pesos Mexicanos. Descartar